CONCEPTOS ERRONEOS

¿Alguna vez te has preguntado por qué una monja puede cubrirse de la cabeza a los pies y ganarse el respeto de la gente por dedicar su vida a Dios, pero, cuando una mujer musulmana se cubre, ella es vista como “oprimida”? O te has preguntado ¿por qué un judío puede dejar crecer su barba y es visto como alguien que simplemente practica su fe, sin embargo, cuando un Musulmán lo hace, es un “extremista”?

Las personas en el mundo occidental parecen tener muchos conceptos erróneos sobre los Musulmanes y el Islam. Muchos creen que el mundo occidental es avanzado, iluminado y libre, mientras el Islam es todo lo contrario: primitivo, ignorante y opresivo. Uno de los motivos de esta creencia es que los medios de comunicación han retratado una y otra vez a los Musulmanes de una forma muy contraria a las enseñanzas del Islam.

La clave para entender al Islam y a los Musulmanes es resistirse a los estereotipos y examinar cada situación de acuerdo a las enseñas del Islam y NO según las acciones de algunos Musulmanes. Por dicha razón, sentimos que es nuestra obligación abordar estos falsos conceptos comunes.

¿ES EL HIJAB OPRESIVO?

concepto erróneo  #1

 

Entonces, ¿qué es exactamente el hijab? Para observar el hijab, se requiere que las mujeres Musulmanas cubran su cuerpo con ropa modesta que no muestre su figura antes varones extraños. Sin embargo, el hijab no es solo sobre su apariencia exterior; es también sobre nobleza al hablar, modestia, dignidad y conducta adecuada. Está de más decir que dicha forma de comportarse es también requerida de los hombres. No hay nada en el hijab que restrinja la libertad de una mujer de expresar sus opiniones, de adquirir propiedades, de tener una educación y una carrera profesional, ni tampoco le quita la libertad de elegir a su esposo.

El hijab es un acto de honor y dignidad, empoderamiento y garantía que la mujer será juzgada por su belleza interior más que por su apariencia exterior. El hijab libera y eleva la posición de la Mujer y demanda que ella sea respetada acorde a su inteligencia y no por su sexualidad. El motivo por el cual las mujeres Musulmanas se visten con el hijab es simplemente porque Allah (Dios) hizo que esto sea un acto de adoración obligatoria hacia Él, y Allah sabe lo que es mejor para su creación. El Hijab le da a las mujeres la capacidad de ser miembros activos de la sociedad mientras mantienen su modestia. El hijab es para el público ya que la mujer no tiene que usarlo estando en la casa con su familia.

El hijab no simboliza supresión, opresión ni silencio. Más bien es una protección ante comentarios degradantes, acercamientos no deseados y discriminaciones injustas. ¡De todos los conversos al Islam, 75% son mujeres! ¿Entrarías tú a una religión que te oprime? Entonces la próxima vez que veas a una mujer Musulmana, debes saber que ella cubre su apariencia física, no su mente o intelecto.

“¡Profeta! Di a tus esposas e hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran desde arriba con sus vestidos. Esto es lo más adecuado para que se las reconozca y no se las ofenda. Allah es Perdonador, Compasivo” El Noble Corán 33:59

EL ISLAM OPRIME A LA MUJER

concepto erróneo  #2

Uno de los errores más inquietantes es la imagen negativa de la mujer en el Islam: que el Islam degrada y oprime a las mujeres. De acuerdo con las enseñanzas del Islam, la única cosa que distingue a la gente ante los ojos de Dios es su nivel de piedad.

“Y en verdad que el más noble de vosotros ante Allah es el que más le teme” El Noble Corán 49:13

Este versículo demuestra que el honor y el estatus no se alcanza porque una persona sea rica o pobre, blanca o negra, hombre o mujer, sino que más bien se alcanza a través de la piedad y devoción. Por lo tanto, no es ninguna sorpresa saber que por cada hombre converso al Islam, se convierten cuatro mujeres. Algunas de las razones para esta abrumadora tasa de conversión femenina son los siguientes derechos consagrados en el Islam:

  • control total de su riqueza;

  • elegir a su cónyuge;

  • mantener su propio apellido al casarse;

  • ser dueña de propiedades, manejar un negocio, estudiar y recibir igual salario por trabajo igual;

  • heredar bienes y poder disolver su matrimonio en caso de negligencia o maltrato;

  • participar en todas las formas de culto en los que los hombres participan.

El Islam garantiza estos derechos, entre muchos otros, a las mujeres desde hace más de 1400 años — derechos que las mujeres en el mundo occidental aún buscan conseguir.

A quien haya obrado con rectitud sea varón o hembra, siendo creyente, le haremos vivir una buena vida y le daremos la recompensa que le corresponda por lo mejor que haya hecho”  El Noble Corán 16:97

Sin duda, hay mujeres musulmanas que son oprimidas y que no se les dan sus derechos. Sin embargo, esto no es culpa del Islam. El problema es que en muchos lugares del mundo, la cultura y las tradiciones han llegado a eclipsar las enseñanzas del Islam, ya sea por ignorancia o prácticas culturales nocivas.

Así como el Islam consagra los derechos de las mujeres, también reconoce el hecho de que los hombres y las mujeres no son idénticos. Allah dice:

“Y el varón no es como la mujer …” El Noble Corán 03:36

Por lo tanto, el Islam ha ordenado diferentes roles para hombres y mujeres para reflejar este hecho indiscutible. A las mujeres se les ha concedido el honor y la gran responsabilidad de cuidar de la familia y el hogar. Mientras que a los hombres se les ha dado la responsabilidad de proporcionar apoyo financiero, la seguridad y el mantenimiento de la familia y el hogar.

En conclusión, la posición noble de las mujeres en el Islam se puede resumir en el siguiente dicho del Profeta Muhammad (la paz sea con él):

“El mundo y todas las cosas en el mundo son preciosas, pero lo más precioso en el mundo es una mujer virtuosa.”

LOS MUSULMANES ADORAN A UN NUEVO DIOS LLAMADO ALLAH

concepto erróneo  #3

Algunos no musulmanes incorrectamente creen que los musulmanes adoran a un Dios diferente al de judíos y cristianos. Esto podría ser debido al hecho de que los musulmanes a veces se refieren a Dios como “Allah”. En la actualidad, los musulmanes adoran al Dios de Noé, Abraham, Moisés y Jesús. La palabra “Allah” es simplemente la palabra árabe para Dios Todopoderoso — una palabra árabe de rico significado que denota al uno y único Dios. Allah es también la misma palabra que los cristianos y judíos árabes usan para referirse a Dios. Si tú tomas una traducción árabe de la Biblia cristiana, verás la palabra “Allah” donde se utiliza “Dios” en español.

Sin embargo, aunque los musulmanes, judíos y cristianos creen en el mismo Dios (El Creador), sus conceptos sobre Él difieren significativamente. Por ejemplo, los Musulmanes rechazan la idea de que Dios tenga asociados o sea parte de una “trinidad”, atribuyen la perfección únicamente al Todopoderoso.

EL ISLAM PERMITE EL TERRORISMO

concepto erróneo # 4

Este es quizás el mayor error sobre el Islam, especialmente teniendo en cuenta los estereotipos constantes de los medios de comunicación. Los medios de comunicación retratan como terrorista a cualquier musulmán que lucha sin importar si lucha por una causa justa o no, o si están oprimiendo a otros o están siendo oprimidos. Así que la pregunta que viene a la mente es: ¿Alienta el Islam el terrorismo? ¡Ciertamente no! El Islam prohíbe totalmente y condena los actos equivocados de insurgentes contra civiles inocentes.

Por supuesto, el Islam no permanece en silencio frente a la opresión, la injusticia y la humillación. Cualquier religión o civilización que haga eso nunca sobrevivirá — pero, ciertamente no aprueba los ataques contra hombres indefensos, mujeres y niños.

Allah dice: ” Y combatid en el camino de Allah a quienes os combatan a vosotros pero no os propaséis; es cierto que Allah no ama a los que se exceden” El Noble Corán 2: 190

Incluso en tiempos de guerra, el Islam establece normas estrictas. Por ejemplo, a un musulmán no se le permite hacer daño o matar a los que tienen tratado de paz con los musulmanes, tampoco a los no combatientes, a las mujeres, a los menores de edad, a los sirvientes, a los ciegos, a los monjes, a los ancianos, a las personas físicamente incapaces de luchar y a los enfermos mentales. De hecho, a los musulmanes no se les permite dañar los cultivos y la vegetación en tiempos de guerra ¡Esta ética noble era, y sigue siendo, algo inaudito en cualquier ejército!

El Corán demuestra claramente la gravedad de matar a una persona inocente y hace hincapié en el valor de la vida humana. Al mismo tiempo, instruye a los musulmanes a tratar a las personas de otras religiones con amabilidad.

“Quien matara a alguien, sería como haber matado a la humanidad entera. Y quien lo salvara, sería como haber salvado a la humanidad entera”  El Noble Corán 5:32

“Allah no os prohíbe que tratéis bien y con justicia a los que no os hayan combatido a causa de vuestra creencia ni os hayan hecho abandonar vuestros hogares. Es cierto que Allah ama a los equitativos” El Noble Corán 60:8

¿Cómo, después de leer estos claros versículos del Corán, el Islam puede ser culpado por lo que cometen los terroristas?

CONCLUSIÓN

Se han cometido muchos intentos para retratar al Islam como una religión que es extraña y ajena a los instintos y valores normales de las personas. Al decidir sobre qué pensar sobre el Islam, recuerda esto:

  • ¿Quién se beneficia de la perpetuación de tales ideas falsas y mentiras?

  • ¿Has investigado sobre el Islam por ti mismo, a diferencia de lo que has oído de los demás y los medios de comunicación?

  • ¿Millones de personas en todo el mundo abrazarían el Islam si fuera una manera dura e inhumana de vivir la vida?