fbpx

La bondad, el respeto y el buen trato del musulmán no están limitados sólo a sus padres, esposa e hijos, sino que se extiende a toda su familia. En el Corán, se utiliza la palabra Arhâm (literalmente ‘útero o matriz’) para referirse a todos aquellos vinculados por relación consanguínea.

El Islam ha concedido a los lazos de parentesco una importancia que no tiene parangón en otras religiones o ideologías. El Islam ordena mantener y honrar los lazos de parentesco y condena interrumpirlos.

No hay mejor prueba del gran énfasis puesto por el Islam en los lazos de parentesco que la imagen que nos describiera el Profeta . Abû Hurairah  narró que el Profeta  dijo: «Alá creó el universo, y cuando finalizó, el parentesco (Rahim) se puso de pie y dijo: ¿Es este el lugar donde se busca Tu protección de estar cortado? Alá respondió: ‘Sí ¿Te complace acaso saber que Yo cuidaré de aquellos que cuidan de ti y cortaré Mi relación con aquellos que se desvinculan de ti?’ Exclamó: Si. Alá dijo: ‘Entonces tu ruego ha sido concedido». Luego el Profeta  dijo: «Reciten si quieren la aleya Si no obedecéis corromperéis la Tierra y cortaréis los lazos familiares. ¿Acaso esto os agrada? Éstos son a quienes Alá ha maldecido haciendo que se comporten como sordos y ciegos.». [47:22-23]. Transmitido por Al-Bujâri y Muslim

Muchos versículos del Corán enaltecen la posición de la familia, alentando a las personas a mantener los lazos de parentesco, e inculcando la importancia de reconocer los derechos de los familiares, evitando el abandono de esos derechos a la vez que advirtiendo contra el abuso de los mismos.
Dice Alá en el Corán: Temed a Alá, en Cuyo nombre os reclamáis vuestros derechos, y respetad los lazos de parentesco… [4:1]

Este versículo ordena al creyente que tema a Alá por encima de todo, y luego ubica el respeto por los familiares en segundo lugar para dar énfasis a su importancia.

Para el musulmán correcto, que la familia sea mencionada a menudo junto con la creencia en Alá y el buen trato a los padres, es suficiente para confirmar su importancia ante Alá:
Tu Señor ha ordenado que no adoréis sino a Él y que seáis benévolos con vuestros padres… [17:23]

Ayuda a los parientes, también al pobre y al viajero insolvente, pero sin ser pródigo. [17:26]

Adorad a Alá y no Le asociéis nada. Sed benevolentes con vuestros padres, parientes, con los huérfanos, pobres, vecinos parientes y no parientes, el compañero, el viajero insolvente… [4:36]

Como podemos ver, el trato amable a los familiares se menciona inmediatamente después del trato amable a los padres, en la escala de las relaciones humanas como son definidas por el Corán. Esto coincide con la naturaleza humana que se inclina por el trato amable a los parientes cercanos; y también está en armonía con el sistema islámico global de organización social.

Honrar los lazos de parentesco es uno de los mayores principios que el Islam ha promovido desde el primer día que el Profeta  comenzó a predicar su Mensaje. Es uno de los rasgos más característicos de la legislación islámica. Esto se ve reflejado en la conversación entre Abû Sufiân, por aquel entonces pagano, y Heráclito, emperador de Roma en Bizancio. Cuando el emperador le preguntó a Abû Sufiân: ¿Qué les ordena este hombre? Le respondió: Nos dice: «Adoren solamente a Alá y no Le asocien. Abandonen el paganismo de vuestros antepasados. Nos ordena la oración, la caridad, la sinceridad y honrar los lazos de parentesco”. Transmitido por Al-Bujâri y Muslim

Honrar los lazos de parentesco se cuenta como una de las características más importantes de esta religión, junto con la pura creencia en el monoteísmo de Alá, el cumplimiento de la oración, la sinceridad y la castidad matrimonial.

En un extenso Hadîz narrado por ‘Amr Ibn ‘Anbasah  se mencionan muchas de las enseñanzas básicas y esenciales del Islam: El Mensajero de Alá  se ocultaba, ya que su pueblo lo perseguía, y con una actitud amistosa (hacia los paganos de Quraish) me las arreglé para llegar hasta él, le pregunté: ¿Quién eres? Respondió: «Soy un Profeta». Dije: ¿Cómo profeta? Respondió: «He sido enviado por Alá». Dije: ¿Y con qué mensaje te ha enviado?

Respondió: «He sido enviado para honrar los lazos de parentesco, destruir los ídolos y proclamar el monoteísmo». Transmitido por Muslim

Este hadiz resume los principios más importantes del Islam. El Profeta  claramente dio énfasis al fortalecimiento de los lazos de parentesco mencionándolo entre las principales características de su mensaje. Esto es indicativo de su elevado rango dentro del conjunto de normas de esta religión, la cual ha sido revelada como misericordia para el universo.

Las enseñanzas del Islam animan y estimulan a mantener unidos los lazos de parentesco así como advierten a los que interrumpen este vínculo. Abû Aiiûb Al-Ansâri  dijo: Un hombre se presentó ante el Profeta  y le pidió: Indícame una acción que me acerque al Paraíso y me aleje del Fuego del Infierno. Le respondió: «Adora a Alá y no Le asocies nada, cumple con la oración, paga el Zakât y haz el bien a tus parientes». Transmitido por Al-Bujâri y Muslim

Unir y fortalecer los lazos de parentesco aparece en el mismo contexto de la adoración a Alá, la creencia en Su unicidad absoluta, el establecimiento de la oración y el pago del Zakât.

Anas  narró que el Profeta  dijo: «Quien desee que su sustento (Rizq) sea aumentado y su vida prolongada, que fortalezca los lazos de parentesco». Transmitido por Al-Bujâri y Muslim

Son bendecidos el sustento y la vida de quien honra los lazos de parentesco. Es decir que dicha persona verá sus bienes incrementados y su vida prolongada y llena de felicidad.

Ibn ‘Umar solía decir: “Quien tema a su Señor y fortalezca los lazos de parentesco, su vida será longeva, sus bienes aumentarán y su familia lo amará”. Transmitido por Al-Bujâri en Al-Adab Al-Mufrad

Como podemos ver, honrar los lazos de parentesco bendice la vida, atrae la misericordia de Alá en este mundo y en el próximo, y hace que las personas lo amen y elogien. Contrariamente, cortar y dañar los lazos de parentesco trae miseria, consigue la ira de Alá y de las personas, y aleja el Paraíso. Dijo el Profeta : «La persona que interrumpe y daña los lazos de parentesco no entrará al Paraíso». Transmitido por Al-Bujâri y Muslim

La persona que rompe sus lazos familiares priva de la misericordia a sus compañeros, como encontramos mencionado en un Hadîz citado por Al-Baihaqi en su libro Shu‘ab Al-Îmân: «La misericordia no desciende sobre un grupo de personas si entre ellos hay quien rompe los lazos familiares».

Por este motivo Abû Hurairah  no suplicaba a Alá en una reunión en la que se encontraba una persona que había roto los lazos de parentesco, ya que todos se verían privados del descenso de la misericordia, y su Du‘â’ (ruego) no sería contestado. En una reunión de jueves por la noche Abû Hurairah  dijo: “Le pido a aquel que haya interrumpido los lazos de parentesco que se marche. Nadie se retiró hasta que lo hubo repetido tres veces. Entonces un joven se levantó y fue a ver a una tía, a quien había dejado de ver durante dos años. Cuando entró, ella dijo: ¡Sobrinito! ¿Qué te trae por aquí? Él le respondió: Las palabras de Abû Hurairah. Ella le dijo: Regresa donde él y pregúntale por qué dijo eso. Abû Hurairah le respondió al ser preguntado: Escuché al Profeta  decir: «Las acciones de los seres humanos son presentadas ante Alá por la tarde de todos los días jueves, antes de que comience el viernes, pero las buenas acciones de quien corta los lazos de parentesco no son aceptadas». Transmitido por Al-Bujâri en Al-Adab Al-Mufrad y Ahmad en Al-Musnad

El musulmán sensible que anhela obtener la complacencia de su Señor y lograr la salvación en el Día del Juicio se ve conmovido por las enseñanzas que contienen estas aleyas y hadices, ya que afirman que aquel que rompe los lazos de parentesco se verá privado de la misericordia de Alá y sus súplicas (Du‘â’) no serán aceptadas.

Que terrible desgracia: las buenas obras no tienen provecho, y al buscar la misericordia de su Señor no la recibe. Es impensable que un musulmán correcto e informado de su religión permita que su ego rompa los lazos de parentesco.

El musulmán cuyo corazón anhela la guía, desea obedecer a Alá y obtener Su complacencia nunca rompe con sus parientes y familiares. Ya que éste es un pecado gravísimo que Alá castiga en este mundo y en el próximo. Dijo el Profeta Muhammad : «No hay pecado que haga que Alá acelere más el castigo en este mundo, además de lo que le espera en la otra vida, que romper los lazos de parentesco y oprimir a los inocentes». Transmitido por Ahmad, Abû Daûd, At-Tirmidhi e Ibn Mâyah con un Isnâd Sahîh

Estos dos actos, romper los lazos de parentesco y oprimir a los inocentes son muy parecidos entre sí, por eso el Profeta  los mencionó juntos en el Hadîz. Ya que romper los vínculos de parentesco es una forma de injusticia y opresión, y ¿qué peor injusticia que romper las relaciones con los familiares y parientes destruyendo lazos de amor y afecto?

El Profeta  describió la opresión que tiene lugar cuando se cortan los lazos familiares: «El lazo de parentesco (Rahim) es una relación que proviene de Alá, el más Misericordioso (Ar-Rahmân)(1). Dice (el lazo de parentesco): ¡Señor mío! He sido oprimido ¡Señor mío! He sido cortado. Y Alá le responde: ¿Estarás satisfecho si Yo corto Mi relación con quien corta su relación contigo y cuido de quien te cuida?». Transmitido por Al-Bujâri en Al-Adab Al-Mufrad
Alá honró al lazo de parentesco haciendo que su nombre ‘Rahim’, derive del Suyo ‘Rahmâm’. Dijo Alá en un hadiz qudsi: «Yo Soy Ar-Rahmân (el más Misericordioso), y Yo he creado el Rahim; lo he derivado de Mi nombre. Quien lo cuide, Yo cuidaré de él, pero quien lo corte, Yo lo desampararé». Transmitido por Al-Bujâri en Al-Adab Al-Mufrad, Ahmad, Abû Daûd y At-Tirmidhi

Esto le indica al musulmán sensible que quien mantiene y fortalece los lazos de parentesco disfrutará del amparo de su Señor, y que por el contrario, quien rompe esos lazos estará desamparado.

 

– El musulmán respeta los lazos de parentesco según las enseñanzas del Islam

El musulmán correcto se relaciona con sus parientes y no permite que los asuntos mundanos lo alejen de su familia, o le impidan honrarlos y ayudarlos. Sigue las enseñanzas islámicas que le indican el rango de cada familiar según el orden de prioridad, empezando con su madre, siguiendo con el padre, y luego los otros parientes según el grado de parentesco. Se relata que un hombre le preguntó al Profeta : ¡Mensajero de Alá! ¿Quién es la persona que más merece mi compañía? Le respondió: «Tu madre, tu madre, tu madre, luego tu padre, y después aquellos que están más cercanos a ti, según el grado de parentesco». Transmitido por Al-Bujâri y Muslim

Por la gracia y misericordia de Alá, el musulmán obtiene dos recompensas cuando trata a sus parientes con amabilidad y respeto: una por mantener unida la relación familiar, y otra por hacer caridad. Esto da un mayor incentivo para ayudar a los familiares necesitados. El Profeta  estimuló a los musulmanes a hacerlo en un Hadîz narrado por Zainab Az-Zaqafiiah, esposa de ‘Abdullah Ibn Mas‘ûd , quién narró que el Profeta  dijo: «¡Mujeres!

Den caridad aunque sea con algunas joyas». Ella dijo: Entonces regresé a mi hogar y le dije a ‘Abdullah Ibn Mas‘ûd: Eres un hombre de escasos recursos, y el Profeta  nos ha ordenado que demos caridad, pero ve y pregúntale si es lícito para mí darte caridad. Si lo es, así lo haré, y si no, se la daré a otra persona. ‘Abdullah dijo: No. Ve tú y pregúntale[2]. Fui, y encontré a una mujer de los Ansâr en la puerta de la casa del Profeta que quería hacerle la misma pregunta. Nosotras sentíamos timidez para entrar, por el respeto que sentíamos, entonces cuando apareció Bilâl le pedimos que le transmita al Mensajero de Alá que había dos mujeres que querían saber si era permitido para ellas dar caridad a sus maridos y a los huérfanos que están bajo su cuidado. Pero le pedimos que no le dijese quienes éramos. Bilâl llevó nuestra inquietud al Profeta , quién preguntó: «¿Quiénes son ellas?» Y

Bilâl le respondió: Una mujer de los Ansâr y Zainab. El Profeta  preguntó: «¿Cuál Zainab?» Y Bilâl contestó: La esposa de ‘Abdullah. El Profeta  dijo: «Ellas obtendrán dos recompensas, una por mantener unidas las relaciones familiares, y una segunda recompensa por la caridad». Transmitido por Al-Bujâri y Muslim

El Profeta  reafirmó la prioridad del trato amable a los parientes en muchísimas oportunidades. Cuando los siguientes versículos fueron revelados: No alcanzaréis la piedad verdaderamente hasta que no deis [en caridad] de lo que amáis… [3:92] Abû Talhah fue a decirle al Profeta : ¡Mensajero de Alá!

Alá dice: No alcanzaréis la piedad verdaderamente hasta que no deis [en caridad] de lo que amáis… y la más querida de mis propiedades es Bairahâ’ (un huerto de dátiles), el cual lo entrego a Alá como caridad anhelando recibir Su recompensa. El Profeta  dijo: «¡Grandioso! Haz hecho la mejor inversión con tu propiedad. Pero es preferible que la repartas entre tus parientes». Entonces Abû Talhah dijo: Así lo haré ¡Mensajero de Alá! Y la dividió entre sus parientes y primos. Transmitido por Al-Bujâri y Muslim

 

– El musulmán correcto honra los lazos de parentesco aunque su familia no sea musulmana.

Las enseñanzas islámicas sobre la convivencia en la diversidad y la tolerancia son enfatizadas en el caso de quien su familia no sea musulmana.

‘Abdullah Ibn ‘Amr Ibn Al ‘Âs  dijo: Escuché al Profeta  decir: «La familia de fulano no son mis aliados, pues mis aliados son Alá y los creyentes. Pero ellos tienen conmigo lazos de parentesco que yo reconozco y respeto». Transmitido por Al-Bujâri y Muslim

Cuando el siguiente versículo fue revelado: Y advierte primero a tus familiares de entre tu pueblo. [26:214], el Profeta  convocó a la tribu de Quraish. Cuando ellos se reunieron les dijo: «¡Oh tribu de Banû ‘Abd Ash-Shams! ¡Oh tribu de Banû Ka‘b Ibn Lu’aii! Sálvense del Fuego ¡Oh tribu Banû Murrah Ibn Ka‘b! Sálvense del Fuego ¡Oh tribu de Banû ‘Abd Al-Manâf! Sálvense del Fuego ¡Oh tribu de Banû Hâshim! Sálvense del Fuego ¡Oh tribu de Banû ‘Abdu Al-Muttalib! Sálvense del Fuego ¡Oh, Fátima! Sálvate del Fuego. Yo no puedo salvarlos del castigo de Alá, pero nuestros lazos de parentesco siempre los reconoceré y respetaré». Transmitido por Muslim

Se narra que ‘Umar bin Al-Jattab  no vio nada de malo en dar a su medio hermano que era idólatra (Mushrik) una vestimenta que el Profeta  le había regalado. Transmitido por Al-Bujâri

Ya hemos mencionado en los artículos anteriores que el Islam nos estimula a tratar a nuestros padres con bondad y respeto, aun cuando ellos no sean musulmanes, de la misma manera nos estimula a que tratemos correctamente a nuestros parientes, aun cuando ellos tampoco sean musulmanes. Esto es una manifestación de la aleya Coránica: Y no te enviamos [¡Oh, Muhammad!] sino como misericordia para los mundos. [21:107], y el dicho del Profeta : «He sido enviado para perfeccionar los buenos modales». Transmitido por el Imâm Mâlik en Al-Muatta’

Para el musulmán correcto honrar y fortalecer los lazos de parentesco es una de las enseñanzas esenciales de sus prácticas religiosas. Pero esto no significa solamente ser generoso económicamente con la familia. Aunque si bien es importante ayudar a los parientes más pobres, es igualmente importante hacer visitas asiduas que refuercen la relación, extendiendo el amor y la bondad, aconsejando el bien, dirigiéndose a ellos con palabras amables, saludar siempre con una sonrisa en el rostro y una actitud afectuosa. Éste era el proceder del Profeta Muhammad , quien aconsejó a los musulmanes que respeten y honren los lazos de parentesco, incluso de la manera más simple:
«Respeten y honren los lazos de parentesco aunque sea con un saludo (cálido)». Transmitido por Al-Bazzâr

 

– El musulmán mantiene los lazos de parentesco aunque sus parientes no lo hagan

El musulmán correcto honra y mantiene los lazos de parentesco aun cuando sus parientes no lo hagan, porque él lo hace buscando la complacencia de Alá, en adhesión a las enseñanzas islámicas más elevadas, y no porque solamente espera ser tratado de igual manera por sus parientes y obtener algún beneficio de ellos.

El musulmán aferrado a su Din mantiene los lazos de parentesco, al margen de si sus familiares hacen lo mismo o no. Se relaciona con sus parientes de la manera que el Islam le enseña, porque el Profeta  dijo: «El que mantiene una relación con sus parientes porque ellos mantienen una relación con él no está honrando los lazos de parentesco. El que verdaderamente honra los lazos de parentesco es aquel que mantiene los lazos cuando sus parientes rompen la relación con él». Transmitido por Al-Bujâri

El Profeta  aconsejó la bondad, la paciencia, el perdón y la tolerancia a los corazones de las personas que intentan honrar los lazos pero reciben sólo rechazo y mal trato a cambio. El Profeta  aseguró que la ayuda de Alá se encuentra con quien busca honrar a sus parientes pero no recibe un trato recíproco, y evidenció la gravedad del pecado que cometen quienes cortan los lazos de parentesco.

Un hombre le dijo al Profeta : ¡Mensajero de Alá! Tengo parientes a los cuales intento honrar pero ellos se niegan; yo los trato correctamente pero ellos me rechazan; yo soy paciente y amable con ellos pero solo recibo insultos. El Profeta  le dijo: «Si es como tú dices, entonces es como si estuvieses tapándoles la boca con polvo. Alá te protegerá mientras tu conserves esa actitud». Transmitido por Muslim

Alá apoya y ayuda a quien soporta maltrato de sus parientes en contestación a sus esfuerzos por mantener y honrar sus lazos familiares. Alá llenará su corazón con paciencia para sobrellevar el abuso, y le dará fuerza para que siga con su noble actitud.

El musulmán correcto mantiene unidos los lazos de parentesco y busca obtener la complacencia de su Señor, y por eso perdona agravios y los malos comportamientos que suelen tener algunos parientes. Por eso se niega a considerar importante pequeños problemas triviales que solo preocupan a las mentes estrechas y generalmente causan los malos entendidos y alejamientos de los familiares.

El musulmán correcto sabe que los asuntos pequeños no deben afectar su relación con sus parientes. Recuerda las palabras del Profeta : «El lazo de parentesco está suspendido del trono de Alá, y dice: A quien me honre Alá lo protegerá, pero a quien me corte Alá lo abandonará». Transmitido por Al-Bujâri y Muslim

__________________
(1) En idioma árabe tiene una rima especial entre los vocablos Rahim y Rahmân ya que derivan de la misma raíz.
(2) ‘Abdullah Ibn Mas‘ûd t sintió vergüenza de preguntar al Profeta r si podía recibir caridad de su esposa, ya que consideraba mermada su dignidad como hombre.

 


Source: https://www.islamland.com/esp/articles/el-comportamiento-ideal-del-musulman-el-musulman-y-sus-parientes-