fbpx

¿Cuándo un musulmán no es musulmán?

Surgimiento e historia de una religión erróneamente asociada con el Islam.

Muchos de nosotros hemos escuchado el término “Na-ción del Islam”, y muchos pueden pensar que no es más que una forma diferente de expresar la frase “Ummah de Muhammad”, que se refiere a todos aquellos que siguen las enseñanzas del Profeta Muhammad (que la paz y las bendi-ciones de Dios sean con él). Otros pueden asociar las pala-bras “Nación del Islam” con los afroamericanos. Quizás pa-rezca obvio que “Nación del Islam” hace referencia a los musulmanes afroamericanos. Sin embargo, un poco de in-vestigación nos muestra que no es así. Aunque este grupo en ocasiones se alinea con la religión del Islam, su sistema de creencias es muy diferente y, de hecho, va en contra de las enseñanzas del Islam. El primer pilar del Islam, la creencia fundamental, es: “No hay divinidad excepto Al lah y Muhammad es Su Mensajero final”.

A finales de la década de 1920, apareció un hombre en las calles de Detroit, Estados Unidos, vendiendo sedas y ar-tefactos de África de puerta en puerta. El nombre que utili-zaba en aquel entonces era Wallace Fard Muhammad. Sus orígenes, ancestros y etnia, siguen siendo tema de debate. Sin embargo, una cosa es definitivamente cierta, su perso-nalidad carismática le permitió convencer a muchos miem-bros de la comunidad afroamericana de unirse a él en su nueva religión, la “Nación del Islam” (NOI por sus siglas en inglés, Nation Of Islam). En 1930 abrió el primer templo de la NOI. Wallace Fard enseñó “libertad, justicia e igualdad para los miembros de la tribu perdida de Shabazz en el de-sierto de Norteamérica”. Él les enseñó a los pobres afro-americanos que eran gente “con un pasado, un futuro, una historia y un destino”. En apenas tres años, convirtió a cerca de 8.000 seguidores .

Uno de los seguidores más devotos de W. Fard Muhammad era Eliyah Poole, un mecánico automotriz des-empleado de Georgia. Él cambió su nombre al de Eliyah Muhammad y pronto se convirtió en el Ministro Principal de Fard. En el verano de 1934, Fard desapareció tan repen-tina y misteriosamente como apareció. Eliyah Muhammad fue nombrado el nuevo líder y asumió el título de “Mensa-jero de Al lah”. Teniendo en cuenta que dicho título es una gran blasfemia, puede verse desde el comienzo que la NOI no tiene conexión alguna con la religión del Islam. Ni si-quiera se les puede llamar una derivación ni una secta del Islam. Igualmente blasfema es la siguiente declaración del libro Mensaje para los negros de Eliyah Muhammad:
“Al lah (Dios) vino a nosotros desde la Ciudad Sagrada de La Meca, en Arabia Saudita, en 1930. Él usaba el nombre Wallace D. Fard, firmando a menudo como W. D. Fard. En el tercer año (1933), Él firmó con Su nom-bre W. F. Muhammad, que significa Wallace Fard Muhammad. Él vino solo. Comenzó a enseñarnos el conocimiento de nosotros mismos, de Dios y el demo-nio, del tamaño de la Tierra, de otros planetas, y de ci-vilizaciones de algunos de esos planetas distintos a la Tierra” .

El Islam afirma de manera categórica y sin reservas que no existe divinidad sino solo Al lah. Él no tiene compañeros, asociados, hijos ni hijas. Dios no toma forma humana, y siquiera sugerir esa posibilidad es un pecado grave y una gran desviación de las enseñanzas del Islam.

El personaje más importante de la NOI fue Malcolm Little, quien se convirtió a la Nación del Islam en una prisión de Concord, Massachusetts, en 1947. Malcolm Little es más conocido en el mundo como Malcolm X. Durante su re-clusión, en la prisión estaba también Eliyah Muhammad predicando que la sociedad blanca trabajaba activamente para mantener a los afroamericanos sin posibilidades de empoderarse y alcanzar éxito político, económico y social. La NOI también hizo el llamado a la creación de un Estado propio en el que no habitara gente blanca. Cuando fue puesto en libertad condicional en 1952, Malcolm ya era un seguidor devoto con el apellido X. (Little era un nombre de esclavos, y Malcolm eligió “X” para referirse a su nombre tribal perdido.)

Malcolm era inteligente y buen orador, y pronto se convirtió en el portavoz nacional de la NOI. Estableció nue-vos templos y utilizó todos los campos de medios de comu-nicación disponibles en la época para difundir el mensaje de la NOI por todo Estados Unidos. Se le atribuye el aumento de la membresía de 500 en 1952 a más de 30.000 en 1963. Durante ese tiempo, Malcolm predicó que la gente negra era genéticamente superior a la blanca, pero estaba dominada por un sistema de supremacía blanca.

“Cualquiera que haya estudiado la fase genética de la biología, sabe que el blanco es considerado recesivo y el negro es considerado dominante. Toda la economía estadounidense está basada en la supremacía blanca. Incluso las filosofías religiosas, en esencia, son supre-macía blanca. Un Jesús blanco. Una virgen blanca. Án-geles blancos. Todo es blanco. Excepto el demonio, que es negro, por supuesto. El fundamento político del ‘Tío Sam’ se basa en la supremacía blanca, relegando a los que no son blanco a ciudadanos de segunda clase. No hace falta decir que la filosofía social apoya estric-tamente la supremacía blanca. Y el sistema educativo perpetúa la supremacía blanca” .

Con el pasar de los años, y con la Gracia de Dios, Mal-colm X se acercó al Islam verdadero. Él había leído y viajado mucho. A comienzos de 1964, Malcolm afirmó pública-mente su separación de la NOI, declarando diferencias irreconciliables y tensiones crecientes entre él y Eliyah Muhammad. Ese mismo año, Malcolm realizó el peregrinaje a La Meca, y quedó abrumado por la hermandad universal que experimentó durante el Hayy. Regresó a los Estados Unidos como musulmán sunita, determinado a predicar su mensaje a todas las razas. Malcolm X fue asesinado a tiros en el Audoban Ballroom en Harlem, Nueva York, el 21de febrero de 1965.

Eliyah Muhammad continuó liderando la NOI hasta su muerte por insuficiencia cardíaca congestiva el 25 de fe-brero de 1975. Su hijo, Warith Deen Muhammad, se convir-tió en el nuevo líder de la NOI. Debido a su conocimiento del Islam, él comenzó a hacer cambios, siendo el más dramático de ellos, la fusión de sus seguidores con el Islam tradicional o sunita.

“He procurado llevar lo que solíamos llamar la ‘Nación del Islam’ a lo que yo llamo una comunidad islámica normal y natural. La idea que teníamos de comunidad no es islámica, y proviene de los días del nacionalismo negro” .

Muchos de los antiguos seguidores de Eliyah Muham-mad estuvieron de acuerdo con la nueva dirección que le dio Wallace a la NOI, pero muchos otros no se sintieron a gusto. En 1979, la facción de los inconformes, liderada por Louis Farrakhan, se separó de la nueva Misión Musulmana Estadounidense que ahora permitía miembros blancos. El grupo de Farrakhan se apegó a las enseñanzas originales de supremacía negra y utilizó nuevamente el nombre de NOI.

El Watchman Expositor un ministerio cristiano inde-pendiente de investigación y apologética fundado en 1979, afirma: “A pesar de que la organización de Farrakhan ase-gura ser la Nación del Islam auténtica, existen otras tres or-ganizaciones que reclaman lo mismo. John Muhammad, el hijo de Eliyah Muhammad, lidera una con base en Detroit. Una segunda organización tiene base en Atlanta y su líder es Silas Muhammad. Emanuel Abdullah Muhammad estableció una tercera organización en Baltimore. La más reconocida de las cuatro es la fundada por Louis Farrakhan”.

En la segunda parte, profundizaremos en el mundo de la NOI y descubriremos por qué tiene más en común con la Cienciología que con el Islam, y haremos una comparación de los principios de la fe.

La afirmación “no hay divinidad excepto Dios” y las historias de ciencia ficción son una extraña combinación.

Recordatorio: Definición de Nación del Islam (NOI) – Organización religiosa y cultural fundada en 1930 en los Estados Unidos, adoptando algunos principios islámicos y favoreciendo la independencia política, social y económica de los afroamericanos .

Adoptar: Recibir, haciéndolos propios, pareceres, métodos, doctrinas, ideologías, modas, etc., que han sido creados por otras personas o comunidades .

Loius Farrakhan, el líder del grupo más aceptado entre los autodenominados “Nación del Islam”, nació como Louis Eugene Walcott en mayo de 1933 en la ciudad de Nueva York. Fue reclutado por Malcolm X y progresó rápidamente en las filas de la NOI. Después de la muerte de Malcolm X, se convirtió en el portavoz nacional de Eliyah Muhammad. Farrakhan lideró el grupo que se negó a seguir al hijo de Eliyah Muhammad hacia el Islam tradicional.

“La Nación del Islam (La Nación de la Paz) representa esperanza para millones de personas en Estados Unidos y por todo el mundo, que han sido privadas de los altos es-tándares de una forma correcta de vida”. Estas palabras fueron tomadas del sitio web de la NOI, e indican que la NOI, como el Islam, subraya la importancia de la moralidad y la modestia, el respeto mutuo, y la disciplina en el com-portamiento y en la forma de vestir. Los miembros de la NOI leen el Corán y profesan creer en el Dios Único al que denominan, al igual que los musulmanes (y al igual que los judíos y cristianos de habla árabe) Al lah. Sin embargo, allí es donde terminan las similitudes. Como se mencionó ante-riormente, el primer pilar del Islam, la base fundamental de su creencia, es el testimonio de fe: No existe divinidad (no hay nadie ni nada merecedor de adoración) sino solo Al lah, y Muhammad es Su siervo y Mensajero final.

El mayor pecado en el Islam es cometer shirk, esto quiere decir asociar a algo o a alguien con Dios –creer que algo o alguien tiene o puede tener alguna de las caracterís-ticas, conocimientos o cualidades únicos de Dios; o que algo o alguien merece ser adorado y ser invocado en busca de ayuda–. Se subraya una y otra vez en el Corán y en las en-señanzas auténticas del Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él) que hay Un Solo Dios. Él no tiene compañeros, socios, hijos ni hijas, y no existe nada ni nadie que se Le asemeje. Un aspecto del shirk es darle a Dios la forma o las cualidades de un ser humano. El Islam afirma que Dios está separado y es distinto de Su creación, y que Él nunca se hará humano. El hecho de que la NOI considere que Wallace Fard (Muhammad) fue Dios en-carnado, nos alerta y nos hace cuestionar sus creencias y su supuesta asociación con el Islam.

Cuando Eliyah Poole, alias Eliyah Muhammad, asumió el liderazgo de la NOI, tomó el título de Mensajero de Al lah. A lo largo de la doctrina islámica está claramente afirmado que Muhammad es el último Profeta de Dios.

“Muhammad no es el padre de nin-guno de sus hombres, sino que es el Mensajero de Dios y el sello de los Profetas”. (Corán 33:40)

Una de las doctrinas de la NOI afirma: “No existe divi-nidad sino solo Al lah, Quien apareció en la persona del maestro W. D. Fard Muhammad, nuestro Salvador, Mesías y gran Mahdi. Le agradecemos por siempre que nos haya dado a Su Divino Mensajero, el último y más grande Mensajero de Al lah para el mundo, en la persona del Más Honorable Eliyah Muhammad”.

Aunque la NOI comparte muchas cosas con el Islam, en particular el llamado al comportamiento correcto y a la rea-lización de las cinco oraciones diarias, hay tantas desvia-ciones en su credo que es imposible incluirla bajo la deno-minación de secta islámica ni de rama separada de las escuelas del pensamiento islámico. El Islam afirma categó-ricamente que todos los seres humanos son creados iguales indistintamente de su raza o etnia. Sin embargo, la NOI predica la supremacía negra. La doctrina de la NOI enseña que el hombre negro fue el ser humano original del que surgieron todas las razas, y que el hombre blanco es la creación de un científico negro llamado Yacub (el Profeta Jacob). El Islam, sin embargo, tiene otra explicación.

Dios creó a Adán a partir de un puñado de tierra que contenía porciones de todas sus variedades sobre la Tierra. Los ángeles fueron enviados a la Tierra para recoger la tierra de la que surgiría Adán. Era roja, blanca, café y negra, y era suave y maleable, dura y ás-pera; provenía de las montañas y de los valles, de de-siertos estériles y llanuras fértiles y exuberantes, y de todas las variedades naturales intermedias. Los des-cendientes de Adán estaban destinados a ser tan di-versos como el puñado de tierra del que fue creado su antepasado; todos tienen diferentes apariencias, atri-butos y cualidades .

Otras enseñanzas de la NOI incluyen las interpretacio-nes de Eliyah Muhammad de las visiones del Profeta Eze-quiel en la Biblia. Él considera que el Profeta vio una nave nodriza o un platillo volador, un OVNI. Esto parece sugerir que la NOI tiene más en común con la Cienciología que con el Islam. La historia de la creación, según la Cienciología, comienza 75 millones de años atrás en un rincón lejano de la galaxia, con un malvado señor de la guerra y bombas ex-plotando en islas dispersas por todo el mundo. La NOI tiene su propia conexión intergaláctica.

Entre las enseñanzas de Farrakhan encontramos la si-guiente historia intergaláctica, completa con una isla y tres bombas: “El Honorable Eliyah Muhammad nos contó acerca de una gigantesca nave nodriza que está hecha como el universo, de esferas dentro de esferas. La gente blanca los denomina objetos voladores no identificados (OVNI). Eze-quiel, en el Antiguo Testamento, vio una rueda que parecía una nube en el día, pero se veía como una columna de fuego en la noche. El Honorable Eliyah Muhammad dijo que esa rueda fue construida en la isla de Nipón, a la que conocemos ahora como Japón, por alguno de los científicos originales. En aquella época, costó quince mil millones en oro construirla. Está hecha del acero más duro. Él dijo que hay 1.500 ruedas pequeñas en esta Rueda Madre, que es de media milla por media milla (800 m por 800 m). Esta Rueda Madre es como un pequeño planeta construido por el hombre. Cada una de esas pequeñas naves lleva tres bom-bas .

En los últimos años, Farrakhan había comenzado a uti-lizar terminología cienciológica como engram, carga, tarjeta orgánica, tecnología de dirección y producto final valioso. Los lazos obvios entre comunidades negras, en particular entre la NOI de Farrakhan y la Cienciología, comenzaron desde 2006. En ese año, en los anuales Premios Ébano de Cienciología, Farrakhan estuvo entre los cuatro clérigos ne-gros premiados. El ministro de la regional occidental de la NOI, Tony Muhammad, fue citado diciendo que estaba feliz de estar asociado con la Cienciología, y reveló un plan para entrenar miembros de la NOI para administrar la “tecnolo-gía de estudio” de Hubbard y métodos de tratamiento con drogas.

En febrero de 2011, Farrakhan dio un discurso en el Allstate Arena de Rosemont, que se hallaba atestado por la 81ª celebración anual del Día de los Salvadores . Su dis-curso coronó un fin de semana de talleres enfocados en la salud, la preparación por catástrofes naturales, y los objetos voladores no identificados . Farrakhan habló durante cuatro horas, durante las cuales describió su experiencia religiosa de 1985, en la que subió a un platillo volador y es-cuchó la voz de Eliyah Muhammad prediciendo eventos que luego ocurrieron. Farrakhan elogió a la Cienciología y a su fundador, L. Ron Hubbard, y alabó las virtudes de su proce-so de auditoría.

En contraste con todo esto, el Islam es una religión simple. Llama a los seres humanos a adorar a su Creador en la forma en que Él mismo prescribió. No hace discrimina-ciones con base en la ciencia ficción ni el racismo. A los ojos de Dios, todos los seres humanos somos iguales sin distingo de color o etnia. Lo único que distingue a una persona de otra es su piedad y sus obras buenas. De manera loable, la NOI ha tomado la moralidad y los modales del Islam, pero ya que son incapaces de profesar el testimonio de fe –no hay divinidad excepto Al lah y Muhammad es Su siervo y mensajero final–, no están en capacidad de reclamar el títu-lo de musulmanes .

 


Source: https://www.islamland.com/esp/articles/la-nacion-del-islam