fbpx

Alabado sea Allah que nos ha guiado al Islam, haciéndonos pertenecer a la comunidad del último de los profetas enviados a la humanidad, Muhammad, a quien concedió la sabiduría y el Corán. Alabado sea Allah por todas las gracias y bendiciones que nos ha concedido. Alabado sea, por haber hecho de este mundo una tierra de cultivo, para cosechar en el más allá. Quien obre bien, encontrará recompensa, y debe agradecer a Allah. Quien haya obrado mal, se hará merecedor del castigo, y no debe culpar sino a sí mismo. Atestiguo que no hay dios más que Allah y atestiguo que Muhammad es su siervo y mensajero.

Dice Allah en el Corán:
“¡Oh, creyentes! Teman a Allah como es debido y no mueran sino musulmanes”. (3:102)

“¡Oh, humanos! Os hemos creado a partir de un hombre y una mujer, y os congregamos en pueblos y tribus para que os conozcáis los unos a los otros. En verdad, el más honrado de vosotros ante Allah es el más piadoso. En verdad Allah todo lo sabe y está bien informado de lo que hacéis”. (49:13)

¡Hermanos y hermanas! Teman a Allah y tengan siempre presente el día en que la muerte les impida seguir realizando buenas obras.
“Temed el día en que seréis retornados a Allah, y en que cada persona reciba lo que merezca sin ser oprimido”. (2:281)

Sepan que Allah nos creó para adorarlo y obedecerle. Si cumplimos con ello, obtendremos la salvación en esta vida y en el más allá.

“Por cierto que los creyentes sinceros no temerán ni se entristecerán. Éstos creyeron y fueron piadosos. Ellos serán complacidos en esta vida y en la otra. La promesa del Allah es inalterable. Ése es el triunfo grandioso”. (10: 62- 64)

Pero sepan que aquél que desobedece, se extravía y prefiere la vida mundana, tendrá el infierno por morada.

“Pero a quien desobedezca a Allah y a Su Mensajero y no cumpla con Sus dictámenes, Él le introducirá en el Fuego donde permanecerá eternamente y sufrirá un castigo humillante”. (4:14)

¡Hermanos! La muerte está muy cerca y constantemente oímos que alguien murió. Estamos en este mundo terrenal por un tiempo contado. Estamos para ser probados y ver quién realiza el bien y quién hace el mal. Una vez que llegue la hora partirán de este mundo junto con las obras que hayan realizado.

“Pero Allah no retrasará el momento fijado para cada alma cuando este llegue, y [sepan que] Allah está bien informado de cuánto hacen”. (63: 11)

Una vez que la muerte llegue, uno pasa de la casa a la tumba, donde permanecerá hasta el día de la Resurrección. La tumba puede ser un abismo infernal o uno de los jardines del paraíso.

¡Siervos de Allah! Reflexionen sobre lo terrible de esta situación y mediten en el destino que les espera, para que eso los empuje a realizar buenas obras y a arrepentirse de los pecados pues aún tienen la oportunidad de hacerlo.

“Ese día, Allah estará, ciertamente, bien informado de todos ellos”. (100:11)

Sepan que la tierra atestiguará ante Allah a cerca de todo lo que sucedió en ella. Dirá esta persona hizo esto, mientras que esta otra persona hizo aquello.

“Ese día, la Tierra dará testimonio. Lo hará por orden de su Señor”. (99:4-5)

También darán su testimonio la piel, el oído y la vista.

“El día que sean congregados los enemigos de Allah y luego conducidos al Infierno, y estén a punto de ser arrojados en él [querrán negar sus pecados], entonces atestiguarán contra ellos sus propios oídos, ojos y pieles por todo lo que hubieren realizado. Dirán a sus pieles: ¿Por qué atestiguáis contra nosotros? Les responderán: Allah nos ha ordenado hablar, Él es Quien puede conceder la facultad de hablar a todas las cosas [que desee]”. (41: 20-21)

¡Oh, tú, que cometes injusticias y oprimes a otras personas! Acuérdate de todo esto, acuérdate de este día difícil:
“El día que llegue el terrible estruendo [el Día del Juicio], El hombre huirá de su propio hermano, de su madre y de su padre, de su esposa y de sus hijos. Ese día todos estarán preocupados por sí mismos” (80: 33-37)

Será un día en que nada quede oculto y todo se sabrá. Todo será tenido en cuenta.

“A cada uno se le expondrá el registro de sus obras, y verás a los pecadores que por temor a su contenido dirán: ¡Ay de nosotros! ¿Qué clase de registro es éste, que no deja nada grande ni pequeño sin enumerar? Encontrarán mencionado todo cuanto hubieren cometido, pero tu Señor no oprimirá a nadie”. (18:49)

“El día que cada alma vea el registro del bien y el mal que haya cometido, deseará que se interponga una gran distancia entre ella y ese momento. Allah os exhorta a que Le temáis. Allah es Compasivo con Sus siervos”. (3:30)

Ese día cada uno recibirá el registro completo de sus obras.

“Quien reciba el libro de sus obras con la diestra dirá [a los demás con felicidad]: Tomad y leed mi libro, en verdad yo estaba seguro que sería juzgado. Tendrá entonces una vida placentera, en un jardín elevado cuyos frutos estarán al alcance de la mano. [Se les dirá:] Comed y bebed tranquilos por el bien que hicisteis en los días pasados.”. (69: 19-24)

Y dijo:
“Pero aquel que reciba el registro de sus obras por la espalda pedirá ser destruido [por la vergüenza que sentirá ese día]. Y será ingresado al castigo del Infierno.”. (84:10-12)

¡Musulmanes! Todos pasaremos por ese día, nadie podrá escapársele.

“Toda alma probará la muerte, y recibiréis vuestra completa recompensa el Día de la Resurrección. Quien sea salvado del Fuego e ingresado al Paraíso habrá triunfado. La vida mundanal no es más que un placer ilusorio”. (3:185)

¡Musulmanes!Tengan cuidado con la seducción de este mundo y las injusticias hacia las personas, y teman a Allah. La muerte tarde o temprano, y más temprano que tarde nos llega a todos. Recuérdenlo siempre. Aléjense de los pecados y contemplen a vuestro alrededor. Piensen sobre los que atesoraban fortunas, esperando tener larga vida, pero no cumplían con su Islam ni se privaban de tratar injustamente a sus empleados, pero un día les alcanzó la muerte. Ese día dejaron sus grandes casas, para ingresar en una pequeña tumba. Todos lo haremos.

¡Hermanos y hermanas! En el día de ayer enterramos a uno de nuestros hermanos queridos. Lo acompañamos hasta su tumba, rezamos por él su oración fúnebre, hicimos súplicas por él, vimos el dolor de sus familiares y amigos, pero finalmente vimos cómo era descendido a la tumba y esta era cerrada, quedando solo, solo respondiendo las preguntas de los ángeles. Reflexionemos sobre ese día, en el que estaremos solos, sin familia, amigos ni riqueza, simplemente respondiendo con nuestra fe y nuestros actos. Y eso sea lo único que valga y se tome en cuenta.

Cuando se sientan tentados por los placeres de este mundo, recuerden la muerte, porque le da una perspectiva real a las cosas. Pensar sobre la muerte suaviza los corazones y despierta la fe y el temor de Dios.

Mediten sobre eso, y sepan que la persona que goza de buen juicio es la que se beneficia de lo que escucha. Juzgaos a vosotros mismos antes de ser juzgados por Allah.

Oh Allah, te pedimos que guíes a aquellos hermanos y hermanas que se hayan alejado de tu camino. Oh Allah hazlos volver de la mejor manera. Oh Allah te pedimos que guíes a los musulmanes jóvenes, a las mujeres y a los hombres. Oh Allah bendice y da fortaleza al Islam y los musulmanes, y te pedimos que debilites al politeísmo y sus fuerzas.Oh Allah perfecciona nuestra fe y práctica de la religión, porque de ello depende nuestra salvación. Oh Allah concédenos lo mejor de este mundo, pero no dejes que lo mundano se transforme en nuestra preocupación más grande. Oh Allah haz que la vida para nosotros sea un aumento de todo lo bueno, y que la muerte sea para nosotros la finalización de todo sufrimiento. Oh Allah, cura a nuestros enfermos, ten misericordia de nuestros muertos. Oh Allah haz que nuestras obras alcancen tu complacencia, y que nuestras obras finales sean las mejores de nuestra vida.

Siervos de Allah, dice en el Corán:
“Por cierto que Allah y Sus ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pidan bendiciones y paz por él”. (33:56)

 


Source: https://www.islamland.com/esp/articles/prepararse-para-el-juicio-final