fbpx

(parte 1 de 2)

Abdullah: ¡Hola! ¿Cómo están las cosas?

Derek: ¡Hola! Bien, ¿y tú cómo estás?

Abdullah: Estoy bien, ¿y tú?

Derek: Bien, gracias.

Abdullah: ¿De dónde eres?

Derek: Soy de Los Ángeles.

Abdullah: ¡La tierra de Hollywood!

Derek: Correcto. ¿Alguna vez has estado en Los Ángeles?

Abdullah: No, nunca. ¿Por qué te autodenominas “Magia Negra”?

Derek: ¡Es sólo un apodo!

Abdullah: Ya veo.

Derek: ¿De dónde eres? ¿Eres árabe?

Abdullah: Sí, soy de Arabia Saudita, pero ahora estoy en Qatar. ¿Cómo te llamas?

Derek: Mi nombre es Derek. ¿Y el tuyo?

Abdullah: Yo soy Abdullah.

Derek: ¿Qué significa Abdullah?

Abdullah: Abdullah significa “El siervo de Al-lah” y esa es la función de cada individuo sobre la faz de la tierra, servir a Dios según lo que Dios quiere de nosotros. De hecho, Al-lah es el nombre propio de Dios.

Derek: ¿Cómo podemos saber lo que Dios o Allah quiere de nosotros?

Abdullah: Todo esto se describe en el Corán y la Sunnah (tradiciones y actos probados del Profeta Muhammad, que Dios lo bendiga). Estas son las dos fuentes principales de orientación en el Islam. ¿Podrías contarme más sobre ti? ¿Qué edad tienes?

Derek: Tengo 19 años, soy afroamericano y estoy muy interesado en saber más sobre el Islam. En primer lugar, ¿qué debe hacer o en qué debe creer una persona para hacerse musulmana?

Abdullah: Eso es muy fácil, hermano, sólo debes decir que no existe nada ni nadie merecedor de ser adorado sino sólo Dios, y que Muhammad es Su Mensajero, y te conviertes en musulmán.

Derek: ¿Quieres decir que Muhammad es Su apóstol? Pero como cristiano o no musulmán, esa frase no es suficiente para dejarme las cosas claras.

Abdullah: Bien. Dios envió a Muhammad, como Su último Profeta y Mensajero, y le reveló el Corán como la revelación final para la humanidad. Dios dijo que Él perfeccionó Su religión y la llamó Islam (mira en Corán 5:3). Islam significa “sumisión pacífica a la voluntad de Dios”.

Derek: Ya veo.

Abdullah: Sí, y desafortunadamente muchos cristianos no saben o niegan que la venida del Profeta Muhammad está anunciada en sus Escrituras (está en Deuteronomio 18:18; 21:21; Salmos 118: 22-23; Isaías 42:1-13; Habacuc 3:3-4; Mateo 21:42-43; Juan 14:12-17, 15:26,27; 16:5-16). Los teólogos musulmanes han declarado que la persona que es descrita por Jesús como aquel que vendría después de él (en los versículos mencionados) es Muhammad.

Derek: Está bien, pero, ¿por qué se necesitaba otro Profeta después de Jesús y otra revelación después de la Biblia?

Abdullah: Todos los Profetas vinieron a enseñar a sus pueblos la Unidad y Unicidad de Dios. En el caso de Jesús, el sólo fue enviado como Mensajero para las ovejas perdidas de la casa de Israel (está en Mateo 15:24). Lo que ocurrió es que de todos estos Profetas, ninguno fue bien recibido por la mayoría de la gente. Por ejemplo, ellos comenzaron a alterar las enseñanzas de Moisés y Jesús, la paz sea con ellos (lo dice Corán 2:79). Es por eso que Dios envió a Muhammad con el último Mensaje (es decir, el Corán), para retornar a toda la humanidad a la creencia y la adoración al Dios Único, sin asociados ni intermediarios.

Derek: ¿El Corán es similar a la Biblia? Quiero decir, ¿cómo está compuesto?

Abdullah: El Corán vino como el último código subrayando las enseñanzas de monoteísmo puro de Jesús, defendiendo todas las enseñanzas previas de creencias monoteístas puras, y aclarando quién fue Jesús y quién fue su madre, mostrando que no fueron sino grandes personas.

Derek: Bien, entonces ¿cómo podemos estar seguros que el Corán sigue siendo el mismo desde la época del Profeta Muhammad?

Abdullah: Dios Mismo ha garantizado que Él protegerá el Corán y lo mantendrá libre de corrupción (lo dice en Corán 15:9). Por lo tanto, las palabras reales y puras de Dios se encuentran en el Corán que fue revelado en árabe, el idioma del pueblo de Muhammad. Desde entonces no ha cambiado ni un ápice, a diferencia de lo que ha ocurrido en las demás religiones. Por ejemplo, si miras la Biblia hallarás distintas versiones. El mismo nombre “Biblia” es indicativo de los cambios, porque “Biblia” significa “colección de libros” de diferentes autores.

Derek: ¿Pero no fue Dios quien la llamó Biblia?

Abdullah: En el Corán, Dios llama “Inyil” a la escritura revelada a Jesús, por lo que el nombre más cercano en la Biblia sería la palabra Evangelio. La Biblia fue escrita muchos años después de la época de Jesús, en un idioma que Jesús desconocía, en latín vulgar, una lengua que él nunca habló. ¿No es esto extraño? Curiosamente, la mayor parte de lo que se encuentra en el Nuevo Testamento fue escrito por Pablo, quien, según Santiago –el hermano de Jesús según la Biblia–, tenía una mente contaminada porque cambió y contradijo muchas de las enseñanzas de Jesús.

Derek: ¡Creo que sabes más del cristianismo que el Papa!

Abdullah: Te equivocas al decir que se más que el Papa. Simplemente he investigado la Biblia con una mente incisiva, que es algo que todos los cristianos deberían hacer.

Derek: ¿Hay alguna versión en español del Corán?

Abdullah: Hay muchas traducciones de los significados del Corán en muchos idiomas. El Corán fue revelado en árabe, lo que significa que las palabras de Al-lah están en árabe. Las traducciones son las palabras de los seres humanos respecto a los significados del Corán para las masas que no hablan árabe.

Derek: ¿Cómo define a Dios el Corán para la humanidad, o cómo percibe a Dios el musulmán?

Abdullah: Dios es el Uno y el Único Dios Verdadero, y es el Creador de todo. Él no ha engendrado ni fue engendrado. Él es diferente a Su creación en todos los aspectos. Él es el Omnisciente, el Todopoderoso, el Misericordioso, El Irresistible, y el Rey de reyes.

Derek: Pero es un tanto difícil para mí percibir a Dios como algo distinto de Sus criaturas.

Abdullah: Tienes toda la razón respecto a la dificultad de percibir esto, debido a que los seres humanos tenemos una capacidad limitada. Es por esto que Dios envió revelaciones a Sus Profetas y Mensajeros para decirnos quién es Él. De modo que si quieres saber quién es Dios, lee el Corán.

Derek: Los cristianos creen que Jesús fue enviado como salvación para toda la humanidad. Si esto no es verdad, entonces los fundamentos del cristianismo son defectuosos. ¿Verdad? ¿Qué piensas de esto?

Abdullah: Es correcto. Los cristianos de hoy día siguen lo que pensaba Pablo y tienden también a seguir lo que los pastores les dicen, en lugar de seguir lo que Jesús dijo.

Derek: Por favor, explícame el concepto de la salvación a través de la crucifixión de Jesús.

Abdullah: Según el cristianismo, la doctrina del “pecado original” es la razón de que haya necesidad de una salvación a través de la crucifixión de Jesús. Sin embargo, esta doctrina fue inventada por Pablo y se la niega enfáticamente en el Antiguo Testamento (está en Ezequiel 18:20, Jeremías 31:30, Deuteronomio 24:16). Esta doctrina es un intento de escapar de la responsabilidad de la justicia, con la creencia de que el castigo se le da a otra persona para liberarnos de nuestra carga de pecados (como se ve en Efesios 1:7; Romanos 4:25, 10:9; Corintios 15:21). En el Corán, cada alma es responsable por sus propios actos, buenos o malos (lo dice en Corán 74:38; 41:46; 3:25; 6:154).

Derek: ¿Y respecto a la crucifixión misma?

Abdullah: La Biblia dice que Jesús clamó a gran voz suplicando la ayuda de Dios en la cruz: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” (Mateo 27:46) ¿A ti te parece que esto pudo decirlo Jesús?

Derek: No, entonces, ¿qué pasa con la aparición de Jesús a sus discípulos después de la crucifixión?

Abdullah: Jesús no murió en la cruz ni resucitó. Si él hubiera resucitado, entonces se habría acercado a sus discípulos en cuerpo espiritual. Como se muestra en Lucas 24:36-43, él se reunió con ellos en su cuerpo físico después del evento de su supuesta crucifixión. En el Corán se dice que Jesús no fue crucificado, sino que el crucificado fue alguien más al que se le hizo parecerse a él (está en Corán 4:156-158).

Derek: ¿Entonces cómo llegó a la Biblia la historia de la crucifixión de Jesús?

Abdullah: Una vez más, el responsable fue Pablo (como se ve en Timoteo 2:8 y Romanos 5:10).

Derek: Bueno, en lo profundo de mi corazón creo que Dios no puede parecerse a Su creación ni hacer lo que ellos hacen. Yo creo que Dios es Perfecto y es totalmente distinto de cualquier cosa que vemos o tocamos. En otras palabras, creo que el escritor nunca puede parecerse a su libro.

Abdullah: Tienes razón. No existe nada comparable a Dios (como dice el Corán 112:4). Los Profetas vinieron con un mensaje muy claro de que adoremos sólo a Dios, sin ningún asociado o intermediario. Sin embargo, Pablo tomó creencias y prácticas paganas de los romanos y las mezcló con las enseñanzas de Jesús. En consecuencia, Pablo fue el principal responsable de que se elevara a Jesús al estatus de Hijo de Dios (como se ve en Hechos 9:20) y de dios.

Derek: Sí. Ahora recuerdo, el primer Mandamiento es: “Oye, Israel: el Señor nuestro Dios, el Señor uno es”.

Abdullah: Tienes razón. Eso está en Marcos 12:29. Además, el Corán confirma que Dios es Uno (lo que significa): “Di: Él es Allah, la única divinidad” (Corán 112:1).

Derek: Lo que dices tiene mucho sentido. ¡Esto es increíble! ¿Quiere decir que por más de 2.000 años los cristianos han estado siguiendo algo erróneo?

 

(parte 2 de 2)

Abdullah: Sí, especialmente su concepción errada de quién fue Jesús.

Derek: ¡Dios mío! ¡Me han engañado! Realmente, me siento religiosamente violado. He sido engañado sólo porque seguí ciegamente la religión con la que nací y no me preocupé por investigarla a fondo. Pero dentro de mí aún hay algo que me impide aceptar el Islam, aun cuando el Islam es sin duda la religión verdadera.

Abdullah: Tu último comentario muestra que eres musulmán, no cristiano, y si realmente amas a Dios y a Su Mensajero Jesús, seguirás el Islam y al Profeta Muhammad, que Dios lo bendiga. Rompe esa barrera dentro de ti y regresa al camino de tus ancestros. Ahora eres libre porque estás buscando la Verdad, y nuestro gran profeta Jesús nos dijo que buscáramos la Verdad y la Verdad nos haría libres. De modo que serás un hombre libre en cuanto lo aceptes. Sé lo suficientemente fuerte para aceptar el Islam como la Verdad, sin ninguna vacilación de tu parte, y encontrarás la verdadera libertad y la felicidad real que nunca has sentido antes.

Derek: Francamente, estoy preocupado por la forma negativa como el Islam y los musulmanes son mostrados en los medios. En Occidente hay un estigma asociado al hecho de ser musulmán, y no estoy preparado para vivir con tal estigma.

Abdullah: Es por esto que me he dedicado a contarle a la gente la verdad sobre el Islam.

Derek: Entonces, ¿cuál es la imagen real del Islam?

Abdullah: La imagen real del Islam está transmitida en el Corán, que está ejemplificado por el profeta Muhammad. La realidad es que no es justo juzgar a una religión sólo por los actos de sus seguidores, puesto que hay buenos y malos seguidores en toda religión. Lo correcto es juzgar a una religión por su revelación documentada proveniente de Dios, y por el Profeta que trajo esa revelación.

Derek: Ya veo. Estoy de acuerdo contigo, pero aún me preocupa la reacción de mi familia y de mis amigos si saben que soy musulmán.

Abdullah: Hermano, en el Día del Juicio nadie será capaz de ayudarte, ni siquiera tu madre, tu padre o cualquiera de tus amigos (está dicho en el Corán 31:33). De modo que si crees que el Islam es la religión verdadera, debes abrazarlo y vivir tu vida para agradar a Aquel que te creó. Sé una antorcha luminosa para ellos. No retrases tu ingreso al Islam. Si mueres antes de hacerte musulmán, será demasiado tarde (lo dice el Corán 2:132, 3:102, 3:85). Así que aprovecha ahora esta oportunidad. Sólo puedes remediar ese dolor interno haciéndote musulmán y siendo capaz en el futuro, si Dios quiere, de venir a hacer la peregrinación (Hayy).

Derek: Eres un hombre muy sabio. Quiero decirte que a veces cuando veo televisión por satélite, en especial en la temporada del Hayy, gente de diferentes colores y razas sentados lado a lado y adorando a Dios, siento un dolor profundo en mi corazón y algo me urge a hablar con alguien que sepa más de esta gran religión que puede reunir a todas las razas en el mismo lugar. Gracias a ti he encontrado a esa persona. Por favor, ayúdame a hacerme musulmán.

Abdullah: Hermano, vamos a ir paso a paso. Primero, entra al Islam diciendo:Atestiguo que no hay nadie merecedor de adoración sino sólo Dios (Al-lah), y atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. Atestiguo que Jesús es Su Profeta y Mensajero.Digámoslo de nuevo: Atestiguo que no hay nadie merecedor de adoración sino sólo Dios (Al-lah), y atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. Atestiguo que Jesús es Su Profeta y Mensajero.

Derek: Atestiguo que no hay nadie merecedor de adoración sino sólo Dios (Al-lah), y atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. Atestiguo que Jesús es Su Profeta y Mensajero.

Abdullah: A propósito, el nombre de Jesús no es Jesús, ese es un nombre latinizado. Su nombre real es ‘Isa. Ahora vas a decir lo mismo en árabe, el idioma del Corán. Voy a transliterarlo para ti: Ash-hadu an la ilaha il-la Al-lah, wa ash-hadu anna Muhammadan rasulul Al-lah; wa ash-hadu anna ‘Isa ‘abdul-lahi wa rasuluhu.

Derek: Ash-hadu an la ilaha il-la Al-lah, wa ash-hadu anna Muhammadan rasulu Al-lah; wa ash-hadu anna ‘Isa ‘abdul-lahi wa rasuluhu.
Abdullah: Hermano, di: ¡Dios es el más Grande! Porque ahora eres musulmán. Ya no eres cristiano. Estás en la Casa del Islam. Si estuviera contigo, me gustaría abrazarte como mi hermano en el Islam. ¿Cómo te sientes ahora? Te has quitado un peso de encima y te sientes ligero, ¿no es así?

Derek: Si estuvieras conmigo ahora, verías mis lágrimas llegar a mi cuello. Eres un gran hermano. Siento que acabo de nacer. Así es como me siento ahora. No tengo que escuchar las palabras de los sacerdotes en la iglesia, que a sabiendas o sin saberlo, llevan a la gente por el mal camino. Espero ser un buen siervo de Dios.

Abdullah: Sabes que ha salido de ti la incredulidad y ha sido remplazada por la creencia. Ahora estás limpio, porque cuando alguien abraza el Islam con sinceridad, Dios le perdona todos sus pecados pasados. De modo que ve a uno de los centros islámicos que hay por todo el mundo, anuncia allí tu Islam y continúa aprendiendo más del Islam. Además, busca un libro sobre la oración en el Islam y practícala. Esto es esencial. Ahora, después que hayas terminado conmigo, debes tomar una ducha para purificarte de tus creencias erróneas anteriores. Recuerda alejarte de las malas compañías y busca estar con personas que sean musulmanes correctos. Además, ten cuidado con aquellos que se hacen llamar musulmanes pero convocan a ideas nacionalistas o racistas, que son rechazadas en el Islam. Te amo como hermano en el Islam y espero verte un día y escuchar tu voz.

Derek: Haré lo que me dices. Y mañana iré al centro islámico. Gracias por mostrarme la Verdad. Haré mi mayor esfuerzo para conocer a la gente que sabe del Islam con seguridad. Que Dios nos ayude a guiar a más personas hacia la verdadera palabra de Dios. No existe divinidad sino sólo Dios (Al-lah) y Muhammad es Su Mensajero. Bueno, es tan difícil para mí como para ti dejarte.

Abdullah: Bueno hermano, no me dejarás por mucho tiempo. Estaré pronto contigo a través de mis súplicas, si Dios quiere. Reza por mí, hermano.

Derek: Bueno, gracias, te quiero aunque no te conozco aún. Pero es suficiente para mí recordar que un día, un hombre muy querido me recogió del barro de la vida. Por favor, enséñame otra palabra islámica en árabe, para poder usarla en el centro islámico.

Abdullah: As-Salamu ‘Alaikum Warahmatul-lahi Wabarakatuh
y Astagfirul-lah.

Derek: ¿Qué significan?

Abdullah: Que la paz, la misericordia y las bendiciones de Dios sean contigo. Esto se utiliza como saludo por todos los musulmanes. La última palabra significa: ¡Dios, perdóname! Bien, tengo que dejarte, pero no será por mucho tiempo.

Derek: As-Salamu ‘Alaikum Warahmatul-lahi Wabarakatuh y Astagfirul-lah por haber estado desviado de la Verdad todos estos años. Que Dios te bendiga. Te has ganado un lugar especial en mi corazón y nunca te olvidaré. Adiós y hasta pronto. Tu hermano en el Islam, Derek, pero voy a llamarme ‘Isa a partir de ahora.

Abdullah: Está bien, ‘Isa. Voy a dejarte unas palabras finales de inspiración. En verdad, el objetivo último de cada persona es estar para siempre en el Paraíso. Esta recompensa del Paraíso es muy grande como para no tener precio. Este precio es la fe verdadera, que es obedecer a Dios y seguir la Sunnah del Profeta Muhammad. Este es el camino hacia el Paraíso. ¡Sigamos en contacto! ¡As-Salamu ‘Alaikum!

Derek: Bien. As-Salamu ‘Alaikum Warahmatul-lahi Wabarakatuh.

 


Source: https://www.islamland.com/esp/articles/un-dilogo-terico-entre-un-musulmn-y-un-cristiano